EsEn

China planea construir una estación de energía solar en el espacio, entre el año 2021 y 2025.

19 Febrero 2019

Esta planta de energía estaría ubicada entre unos 20 y 50 kilómetros de altitud, en la estratosfera, y se dedicaría a orbitar el planeta como si fuera la Estación Espacial Internacional.

Los planes de China son realmente ambiciosos, ya que han fijado el margen para poner en órbita la planta solar espacial antes de 2025, con una planta solar aún más potente para el 2030.

China constantemente ha liderado los rankings cuando se habla de países más contaminantes del planeta, por ello desde hace unos años han impulsado diversas políticas en favor del medio ambiente.

Pang Zhihao, experto de la Academia China de Corporación de Tecnología Espacial, aseguró que una estación de energía solar que orbite alrededor de la Tierra tendría ciertas ventajas. Esta estación podría funcionar independientemente de las condiciones atmosféricas (a diferencia de los paneles solares en la superficie), su funcionamiento tampoco se vería interferido por los cambios estacionales, y mucho menos por si es de día o de noche.

Una estación de energía solar espacial sería "una fuente inagotable de energía limpia para los humanos", según Zhihao. Esta suministraría energía a una intensidad seis veces mayor que la de las granjas solares (grandes extensiones con paneles solares en China).

El desarrollo de estas plantas de energía podrían proporcionar suministro de energía comercial a gran escala. Para el investigador, la amplia cobertura, permitiría dar energía a áreas remotas, de desastre e islas.

¿Cómo funcionarían?

La estación estaría dotada de un dispositivo de generación de energía solar que la convierte luego en energía eléctrica. Esta última sería emitida en microondas o láser a la Tierra por medio de un mecanismo de transmisión. El sistema receptor de la Tierra recibiría la transmisión espacial convirtiendo el haz en energía eléctrica mediante otro instrumento de conversión.

"En la actualidad, el principio técnico no ha sido un problema", revela Zhihao. En los últimos años, han logrado grandes avances en la generación de energía solar, conversión de microondas y la tecnología aeroespacial, las cuales son la base para el nuevo proyecto.