EsEn

PINTURA SOLAR, UNA FUENTE DE ENERGÍA LIMPIA

23 Febrero 2018


Un grupo de científicos del Instituto Real de Tecnología de Melbourne (RMIT) ha desarrollado una pintura solar que tiene la capacidad de absorber vapor de agua para producir combustible de hidrógeno. Es una auténtica revolución en el campo de los materiales sostenibles. Una fuente de energía limpia en la pared de tu casa. De hecho, el hidrógeno se considera una de las fuentes de energía limpias del futuro.

Su funcionamiento es simple. Sólo hay que aplicar una capa de pintura sobre un tejado, puerta o pared exterior, utilizando un rodillo o brocha. Y eso es todo, ya que lo único que hace falta para que el sistema funcione es luz solar y vapor de agua en el ambiente. Se trata de un material que permite disfrutar de las numerosas ventajas que ofrece la energía solar. 

¿Cómo es el proceso?

La pintura absorbe la luz del sol y produce combustible de hidrógeno a partir de la energía solar y la humedad del aire. Está fabricada a través de una combinación de nanopartículas de óxido de titanio con una variante de disulfuro de molibdeno sintético, creado por los investigadores. El disulfuro de molibdeno sintético capta el vapor de agua presente en la atmósfera y lo condensa. La pintura favorece su descomposición en moléculas de oxígeno e hidrógeno. Éste se recolecta para ser utilizado como combustible en celdas electroquímicas o en motores.

Esta tecnología vincularía dos disciplinas científicas en un mismo proyecto, la ingeniería química, que sería la encargada de producir las pinturas, y la nanotecnología, que se encargaría de diseñar empleando nanotubos de carbono , el material con las propiedades necesarias para que al incidir sobre él la luz solar, sea capaz de desprender electrones que generen la corriente eléctrica.

Una revolucionario material sostenible

Torben Daeneke, investigador jefe del proyecto, confía en que el producto pueda estar disponible de forma comercial dentro de cinco años. Y, además, que cuente con un precio asequible al público.

También indica que esta pintura podría ser utilizada junto a células solares tradicionales, cubriendo áreas en las que no sea rentable instalar paneles solares, por no recibir suficiente luz. Así, se podría maximizar la capacidad de cualquier zona de producir energía limpia.

Además, la pintura también se puede utilizar en climas muy secos y calurosos. La combinación de agua evaporada por el sol caliente y el vapor puede ser absorbido para producir combustible.

Aún queda tiempo y algunos flecos que cortar. De momento este compuesto no ha llegado a los comercios. Está previsto que se comercialice en los próximos cinco años.

Cuando este nuevo material finalmente llegue a los consumidores, se unirá a la creciente lista de tecnologías innovadoras hacia un futuro de fuentes limpias y renovables de energía.